Central de gasificación integrada con ciclo combinado

esquema central gasificación

Las centrales de gasificación del carbón y ciclo combinado integrado utilizan combustibles (carbón, cok de petróleo, etc.) que son primeramente gasificados en la propia central. El gas obtenido se expande posteriormente en una turbina de gas y, a continuación, aprovecha el calor residual para, mediante una caldera de recuperación, alimentar una turbina de vapor. La energía eléctrica final que se produce es,por lo tanto, la suma de la generada en el grupo tradicional y de la producida en la unidad de gas.

En primer lugar, el carbón es transportado y almacenado en el parque de carbón (1). Desde el parque, una cinta transportadora conduce el carbón a la planta de preparación
del combustible (2),donde éste es pulverizado y secado mediante el nitrógeno procedente de la unidad de separación de aire (3). En esta unidad, el aire se limpia y enfría para obtener el oxígeno que se utiliza posteriormente en la gasificación del carbón.Asimismo, se extrae el nitrógeno que se emplea en aumentar el rendimiento del grupo de gas y en la planta de  preparación del combustible.

El gasificador (4) recibe,por un lado, el combustible pulverizado procedente de la planta de preparación y por otro,se le inyecta el oxígeno producido junto con vapor de agua, obteniéndose un gas sintético a muy alta temperatura. Una vez enfriado el gas sintético, las cenizas producidas se llevan al cenicero (5),para su tratamiento posterior y transporte a vertedero.

El gas obtenido en el gasificador, antes de ser quemado, pasa por la unidad de desulfuración (8), en la que se le quita el azufre; una vez limpio, es enviado al grupo de gas. Este grupo se compone de un compresor, que toma aire exterior y lo adapta a las condiciones necesarias para que la combustión sea óptima; una cámara de combustión, donde es quemado el gas; y la propia turbina de gas (6), en la que los gases de combustión se expanden y mueven un generador eléctrico (11).La electricidad generada es enviada a los transformadores (12) para adaptar sus condiciones de tensión e intensidad a las de la línea de transporte (13) del sistema.

En la caldera de recuperación (7), se aprovecha el calor residual de los gases de combustión procedentes de la turbina de gas antes de liberarlos a la atmósfera y se transforma
en vapor el agua procedente del depósito (15). Este vapor es enviado a una turbina de vapor (9) para su expansión. En la caldera del gasificador también se produce
vapor de agua, aprovechando la alta temperatura a la que se genera el gas sintético, agua que es precalentada en la caldera de recuperación.

Al igual que en el caso de la turbina de gas, la turbina de vapor convencional mueve un generador (11) que produce energía eléctrica; ésta es enviada a continuación al parque de transformación (12) y de éste, a la línea de transporte (13) del sistema.

El vapor de agua procedente de la turbina de vapor es llevado al condensador (10) para su transformación en líquido mediante el intercambio de calor con el agua del circuito auxiliar de refrigeración. El agua es enviada a la torre de refrigeración (14) para que libere el calor recibido.

Todos los funcionamientos de los sistemas y equipos de la central están supervisados desde la sala de control (16), que está diseñada para resolver cualquier incidente operativo que pueda producirse en las instalaciones.

Interactivo sobre el funcionamiento de la Central de gasificación integrada con ciclo combinado